El gobierno participó de un encuentro para coordinar acciones en la lucha contra las adicciones y el narcotráfico

Los ministros de Justicia y Derechos Humanos, Juan Lewis; y de  Seguridad, Raúl Lamberto, participaron hoy de una reunión convocada por el gobierno nacional para coordinar acciones en la lucha contra las adicciones y el narcotráfico que afecta a todas las provincias. El encuentro fue encabezado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y se llevó a cabo en el salón Norte de la Casa Rosada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

También estuvieron presentes la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez; el ministro de Justicia, Julio Alak; el secretario de Justicia, Julián Álvarez; el secretario de Seguridad, Sergio Berni; y el titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), Juan Carlos Molina; junto a representantes de las áreas de Justicia, Seguridad, Salud y Desarrollo Social de todas las provincias.

Durante la reunión se coincidió que el tema del narcotráfico afecta a todas las provincias y que se está frente a un hecho grave de características delictivas y sustentado por el crimen organizado. Por ello, se sostuvo ademas que el abordaje de la problemática de la droga y el narcotráfico debe ser multiagencial.

Al respecto, Lamberto manifestó que “junto al ministro Lewis sostuvimos el abordaje integral de la problemática, especialmente en temas de adicciones, y resaltamos la importancia de lo que viene realizando el Gabinete Social en la provincia de Santa Fe. También consideramos que junto a la lucha contra el narcotráfico, debemos incorporar una política contra la violencia, ya que la oferta de droga siempre está ligada a altos niveles de
violencia”.

Por su parte, Lewis bregó “por una competencia centralizada en las instancias federales y por el compromiso de todas las jurisdicciones y de todas las fuerzas en esta lucha común”.

Las conclusiones sintetizadas por el jefe de Gabinete apuntan a la formación de un observatorio; la formulación de un mapa de adicciones (para lo cual el relevamiento de las provincias y sus respectivos territorios es fundamental); la unificación de la personería de los distintos actores para elaborar planes operativos en cada territorio donde se fijen objetivos y metas; y a la jerarquización de políticas públicas que den continuidad y sostenimiento en el tiempo a la lucha contra este flagelo.120214s30f2

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *