Se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna‏

El Ministerio de Salud provincial adhirió a la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra desde este viernes y hasta el próximo jueves, llevando este año como lema: “Lactancia materna beneficio para toda la vida”, propuesto por la Alianza Mundial Pro Lactancia Materna (WABA).

Por tal razón, desde la Dirección Provincial por la Salud en la Niñez, Adolescencia, Sexual y Reproductiva, explicaron que durante esta semana se buscará “promover la lactancia materna como modo exclusivo de alimentación hasta, al menos, los 6 meses de edad, ya que genera una nutrición adecuada y disminuye el riesgo de contraer enfermedades infecciosas”.

En este marco, en los efectores de salud de toda la provincia se han programado actividades con el objetivo de promover la lactancia materna y crear conciencia sobre su importancia.

EL AMAMANTAMIENTO CREA VINCULOS PROFUNDOS PARA TODA LA VIDA

La Lactancia Materna, alimentación natural de la especie, es la que permitió a la raza humana sobrevivir y evolucionar durante milenios. Es reconocida como “la forma óptima de alimentación temprana, por sus innumerables beneficios sobre la salud de las mujeres y los niños, tanto a corto como a largo plazo”.

Esta es la mejor manera de restablecer el vínculo que el parto interrumpe bruscamente. A través del amamantamiento, madre e hijo van estableciendo una relación que es única y particular, creando vínculos profundos para toda la vida.

RECOMENDACION

Se recomienda que los niños sean amamantados “exclusivamente hasta los 6 meses de vida cumplidos” y que, a partir de ese momento, “comiencen a introducir alimentos en su dieta sin abandonar la lactancia materna”. Se sostiene que idealmente, y complementada con alimentos, “debe extenderse hasta los 2 años o más de vida del niño”.

BENEFICIOS SALUDABLES

La leche materna le brinda al recién nacido, todos los elementos que necesita para su crecimiento y desarrollo saludable. El calostro, la primera leche de la mamá, de color amarillento, es el mejor alimento que puede recibir el bebé ya que lo defiende de las infecciones más comunes.

Además, la leche materna está adaptada a las necesidades y posibilidades de su hijo y por ello se digiere más fácilmente que cualquier otra leche. La leche materna es más segura e higiénica porque el niño la toma directamente de su mamá.

A través de su leche, la mamá le transmite al bebé factores de protección (“anticuerpos”) contra las enfermedades más comunes cuando son muy pequeños y hasta que sean capaces de formar sus propias defensas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *