San Cristóbal: llegan los caños para comenzar el gasoducto

Llegan los camiones con las tuberías que llevarán el gas natural hacia el noroeste de la provincia, desde la conexión con el ducto troncal -en las Rutas 11 y 62-, bajando luego por la 4, la 2, la 39 y la 34.

Unos ocho kilómetros al norte del límite urbano de la ciudad de San Cristóbal se instaló un obrador imponente, de diez hectáreas. Desde allí, la empresa Chediack digitará la realización de la red secundaria que se conectará al ramal principal del Gasoducto del Noreste Argentino (Gnea), el cual bajará desde el norte del país por Ruta 11. Ya pueden verse los camiones que descargan las tuberías para llevar el servicio de gas natural al noroeste provincial.

Será un trecho de 250 kilómetros de gasoducto secundario que beneficiará a localidades de cuatro departamentos santafesinos —involucra a La Capital, Las Colonias, San Cristóbal y 9 de Julio—. La conexión al ducto troncal se realizará en la intersección de las Rutas 11 y 62; desde allí saldrá la red de aproximación hacia el oeste pasando por Emilia y luego doblará hacia el norte —Ruta 4— sumando a María Luisa, La Pelada, Elisa y San Cristóbal —ya Ruta 2—; sigue al oeste por la 39 para pasar por Ambrosetti y dar con Arrufó; vuelve a girar al norte sobre la Ruta 34 y avanza sobre La Rubia, Hersilia, Ceres y finaliza en Tostado.

Si bien habrá varios puestos de trabajo para realizar todo el tramo, en San Cristóbal se levantó el principal obrador por ser la mitad del camino. La firma Chediack será la encargada de diagramar los trabajos en el predio ubicado en las afueras de la cabecera departamental. También organizaron la oficina de trabajo dentro del ejido urbano y alquilaron inmuebles para los ingenieros y técnicos. Extraoficialmente, se maneja la cifra de 300 empleados que se utilizarán para ese tramo del gasoducto. Mucho personal especializado llega con la firma, pero otra parte se tomaría de la localidad.

“De momento, se lleva adelante la planimetría y la medición de las cotas de terrenos. Además, se comunicaron con los propietarios de campos por los permisos de usufructo para que pasen el gasoducto”, comentó el intendente Horario Rigo ante la consulta de El Litoral.

“Nosotros tenemos aprobado el proyecto para el tendido de la red de gas domiciliaria. La Secretaría de Energía de la provincia subsidió el 50% de ese estudio; llamamos a concurso y una cooperativa llevó adelante el proyecto técnico de la ciudad. Ahora, nos queda conseguir el financiamiento para realizar las obras”, indicó Rigo, con el objetivo de que, cuando pase el gasoducto, la ciudad tenga listo el proceso de conexión interna”.

En el área industrial, apenas saliendo hacia el norte de la ciudad, se instalará una cámara de registro para conectar el ramal de aproximación del Gnea a la cabecera departamental. “Se advierte el paso de los camiones con caños, lo cual evidencia que están trabajando en el gasoducto”, aportó.

Valoración

“Para nosotros como ciudad —expresó el intendente— será muy importante contar con este servicio apuntando a la generación de empleo, ya que se podrá dotar con gas natural al área industrial de San Cristóbal y así ofrecer el espacio ya con otras características. Y desde el punto de vista de la calidad de vida, sin dudas que tendrá un fuerte impacto para los vecinos: la economía pasa a ser de 7 a 1 con relación al gas envasado”.

El plazo de ejecución de obra es de dos años, aunque siempre se prevé de seis a ocho meses más por distintos factores. Entre las especificaciones técnicas, se sabe que trasladará un millón de centímetros cúbicos día. En cuanto a las conexiones domiciliarias, la estimación inicial del valor para cada frentista sería de entre 12 y 15 mil pesos. Desde el municipio sancristobalense se estudia la posibilidad de contar con un subsidio nacional para costear esta obra interna. Sucede que la gran mayoría de las viviendas no fueron proyectadas para el gas natural, con lo cual los contribuyentes deberán hacer, en primera instancia, refacciones profundas para adaptar el servicio: romper pisos para cañerías, reubicar el calefón y romper paredes para ventilación, entre otras.

fuente: www.ellitoral.com

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *