Ya todos saben quién ganó en Santa Fe

Antonio Rico y su equipo de trabajo hablaron sobre las elecciones provinciales, y el periodista resaltó que “todos los partidos y todos los apoderados ya tienen la información completa” incluso de los telegramas mal confeccionados que deberán ser corregidos: todo quedará igual y Lifschitz será el futuro gobernador.

El periodista Antonio Rico, en diálogo con Andrés Battistella y Sebastián Lestussi del equipo de Rico al Cuadrado aseguró que “todo el mundo sabe los guarismos finales” de las elecciones a gobernador en Santa Fe y desarrolló: “Tratemos de explicarle a la gente cómo funciona esto. Dentro del centro de cómputos donde se recibían los telegramas, había una “piecita” especial donde, en forma automática, entraban también los telegramas para los fiscales de cada uno de los partidos. Todos accedían a los telegramas al mismo tiempo, teniendo incluso la posibilidad de imprimirlo. ¿Qué quiere decir esto? Todos los partidos y todos los apoderados tienen la información completa”.

“Lo que sucedió en las mesas que tienen problemas, en su mayoría, es que existe, por ejemplo, un telegrama que dice que en esa mesa votaron 1.000 personas a gobernador y 1.003 a diputados. Ahí hay un error, de confección del telegrama. Que lo tienen los fiscales. Todos. Este telegrama no entró al escrutinio provisorio y virtual, aparece como No Computado”, apuntó.

“¿Qué hago yo, apoderado, con un telegrama del que tengo dudas? Levanto el teléfono, llamo al fiscal que estuvo en esa mesa, y corrijo ese telegrama. Así, accedo a la información genuina”, enfatizó Rico y agregó: “Además, llamo al apoderado del Partido B y corroboro. ¿Qué quiero decir con todo esto? Que todos los partidos ya tienen el resultado final. Ya saben quién ganó”.  

“¿Puede un “pícaro” invertir los votos de A y B?”, se preguntó el periodista. “Sí. Pero el fiscal tiene el telegrama, y es fácil, dice ‘acá hay un error’, se subsana y ya está. Además, cuando se abra la urna, va a saltar este error. Les voy a decir algo. De todos los telegramas mal confeccionados, que ya recibieron todos los fiscales y que ya chequearon, la diferencia para Lifschitz se aumenta en 52 votos. De todo este despelote, el resultante final es que el candidato del Frente Progresista tiene 52 votos más”, reveló seguidamente.

“Todos saben quién ganó y quién no. Esto ya está terminado. Los veedores dijeron ‘acá no hubo problemas’. ¿Qué se hace ahora? Arrancamos en la urna 0001 y constatamos entre los fiscales de todos los partidos cuánto les dio. Si en las cinco categorías tienen la misma información, esa urna no se abre, ni acá ni en la China. No tiene sentido abrir urnas donde todos los fiscales tienen los mismos números”, resaltó Antonio Rico.

“¿Cuántas urnas habrá que abrir? Unas 300. Pregunto, además, ¿Cómo se hace fraude, o cómo se engaña con este sistema electoral que tenemos? ¿Cómo se les ocurre? Los apoderados tienen toda la información, de todos los partidos. Los fiscales también tienen la información certera. No es más que pedirla, y decir “gané” o “perdí”. Esta historia está terminada. Buenos Aires quiere vender, no sé si por rating o por qué, que el final está abierto. Pero no es así”, finalizó Antonio Rico el diálogo con su equipo de trabajo en la mañana de Rico al Cuadrado.

 

Fuente: Rico al Cuadrado – DERF.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *