PREOCUPACION POR LA SITUACION DE LOS TRABAJADORES DE SANCOR

La Cámaras de Diputados de Santa Fe aprobó este jueves un proyecto a través del cual expresa su preocupación por la condición de incertidumbre por la que atraviesan los trabajadores de la empresa Sancor Cooperatva Limitada. El Cuerpo Legislativo solicitó al Gobierno Nacional que “tome las medidas necesarias para proteger las fuentes laborales amenazadas” caso contrario “el impacto social sería irreparable” se advirtió.

En el proyecto, se especifica la “situación laboral por las que atraviesan los 64 trabajadores de la Planta de Centeno” -que cesó su producción por 30 días- pero también se muestra la inquietud, “por los más de 4000 trabajadores directos de esta empresa láctea que se ven afectados por los problemas de la misma”.

El diputado Omar Martínez acompañó este proyecto, que fue presentado por los legisladores que conforman la Comisión de Asuntos Laborales que preside el diputado socialista Miguel Solís.

Al finalizar la sesión, Martínez expresó “los que vivimos en esta región, en los departamentos Castellanos, Las Colonias o San Cristóbal sabemos lo que representa la producción láctea para cada una de nuestras localidades. Vemos con preocupación esta situación que afecta a más de 4500 familias y a tantas miles más que viven en nuestras localidades y están relacionados indirectamente con el sector. No podemos esperar con los brazos cruzados la caída de nuestros pueblos. Necesitamos que no se pierdan más puestos de trabajo”

 

EN CENTENO

En el recinto de la Cámara de Diputados, Solís contó que, junto a otros legisladores de la comisión, se reunió en Centeno con los 65 trabajadores y remarcó “que en esta localidad de 3500 habitantes se vive con profunda preocupación la posibilidad de cierre de la planta donde trabajan 65 personas que están viviendo una difícil y angustiante situación. Ellos tratan que alguien les dé una explicación de su situación. Temen que luego de los 30 días, puedan ser despedidos”.

Los empleados fueron notificados por la empresa días atrás la decisión de cesar las actividades productivas en esta planta por 30 días por lo que tuvieron que tomar vacaciones o licencias especiales. Esta situación, lógicamente, ha creado un nivel de incertidumbre y zozobra para su futuro. La planta  procesa 185 mil litros por día y elabora diferentes tipos de quesos. Además de esta planta, la empresa informó la paralización de la producción de otras tres ubicadas en Brinkmann; Coronel Moldes, y Coronel Charlone.

“Queremos estar al lado de los trabajadores, para ver la manera de resolver el problema. Si miramos para un costado, seguramente puedan terminar despedidos. Tenemos que actuar” finalizó Solis

El proyecto de declaración advierte por último “la magnitud del problema trasciende la Provincia”, por lo que solicita “al gobierno nacional que garantice los más de 4000 puestos laborales directos. Caso contrario el impacto social sería irreparable”

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *