CASO MAXI SOSA: PDI TRABAJA EN EL BARRIO JP II, CON TOTAL HERMETISMO

Personal de la Policía de Investigación (PDI) realiza excavaciones en la casa de la abuela de Maxi Sosa, el nene desaparecido hace tres años en la ciudad de Ceres. La mujer y su pareja están detenidos en la causa que busca determinar qué pasó con el niño, del cual nunca más se supo nada.

La última vez que alguien vio a Maxi fue en diciembre de 2015. Jugaba con un amigo en la vereda de su casa de Ceres. Lo buscaron por agua, por tierra y por aire. Existía una hipótesis de que lo habían “entregado” por dinero. También se habló de que lo habían secuestrado y hasta se corrió el rumor de que había tenido un accidente. Sin embargo, ninguno de estos presupuestos pudo ser confirmado.

La investigación puso el foco en la familia del nene. Se determinó que la abuela de Maxi y su pareja se llevaron al menor sin el permiso de su mamá y lo retuvieron. Lo que sigue, es todo misterio hasta el día de la fecha.

Cómo se vería Maxi Sosa con seis años de edad

En mayo de 2018, el Ministerio de Seguridad de la Nación difundió imágenes que recrean el posible rostro que tendría el nene en la actualidad. Especialistas de la Policía Federal generaron la eventual apariencia del chico, que en ese momento hubiera cumplido seis años de edad, con dos cortes de pelo probables.

FOTO GENTILEZA CLAUDIA ITURRE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *