Artesanos ceresinos llevó adelante su feria en «la casita»

Los artesanado de Ceres, tuvieron su tarde de feria en la ciudad, y mostraron su agradecimiento en res sociales, donde resaltaron el trabajo de cada una de las personas que participó en la organización del evento, con números artísticos, con visitas, con compras  y cada persona que aportó su granito de arena para que la feria sea todo un éxito:

«Cuando yo te digo que la feria tiene magia… vos creéme!
El hechizo comienza con Julio, llamando para avisar que está armando el sonido en la casita…
Inmediatamente, Telma, Dimi y las nenas se ponen la feria al hombro y empiezan a mover engranajes para que todo esté impecable para recibir a los feriantes….
Lentamente el olor a incienso empieza a aromatizar la tarde y los primeros paseantes se acercan. Y el sol coronó un día que empezó frío y gris… un cielo celeste, majestuoso e imponente se abrió para nosotros.
Bruna imponiéndose ante los perros visitantes, como dueña absoluta de la casita y los artesanos… tradición de cada feria….
Marcela Guerra, siempre dispuesta llegó para llenar el aire de folclore y pasión. Realmente le hacen honor al nombre… «Latir de mi tierra»…. belleza… sencillez… gracia y elegancia pueden conjugarse exquisitamente.
Casi pasando desapercibida llegó Marianela Barrera con su guitarra. Y en la segunda nota «se comió» la tarde… Un repertorio elegido con un gusto muy refinado… su voz clara, potente y melodiosa llenaron el aire de dulzura y color. Regalo para los sentidos.
La belleza, juventud y el ritmo de la mano de Let’s Dance hizo bailar a grandes y chicos. Siempre dispuestas a colaborar con un corazón gigante…
Un grupo de delirantes se puso a pintar paredes… Y ese lugar… hasta hace poco tan dormido… aburrido… Y olvidado…. está despertando…. se estira… se despereza… Y nos guiña la ventana más alta de la torre… Y sabemos que ese guiño significa que nuestros sueños no tienen techo….
Alvarito estaba sólo… desilusionado porque su compañero no lo podía acompañar. Pero los duendes de la casita cruzaron a Marianela y su guitarra, y Rafa con sus recitados, hicieron la delicia de grandes y chicos. Parecía que siempre hubieran tocado juntos… conexión de corazón a corazón para que brillen los tres….
Y para cerrar la tarde la trayectoria y la magia de Yana Kakuy… sublimes voces tremendamente acompañadas en un repertorio maravilloso. Y si… un lujo para los que pudieron disfrutarlo.
GRACIAS Ceres por haber aceptado a la feria como una opción de salida… como paseo de compras… como el lugar donde les agrada estar. Y mientras nos dejen soñar… vamos a seguir volando sin alas para el lugar siga destilando magia…»

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *