COMIENZAN A PAGAR EL AUMENTO DE LA ASIGNACIÓN UNIVERSAL