El mensaje del Gobernador Lifschitz es de un gran estadista con una gestión de gobierno extraordinaria