Emanuel Ginóbili consiguió su 4º anillo de la NBA

«Jugamos a un nivel increíble», dijo «Manu», que marcó 19 puntos, agarró 4 rebotes y repartió 4 asistencias en 28 minutos en cancha. Los Spurs ganaron la serie 4-1. San Antonio, de Emanuel Ginóbili, se consagró esta noche campeón de la NBA tras vencer 104 a 87 a Miami en el quinto partido de la serie final.

El bahiense, que consiguió su cuarto anillo, terminó con 19 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias en 28 minutos en cancha. «Manu» alcanzó a Kobe Bryant y comparte el tercer puesto como máximo triplero en los playoffs con 292 conversiones.

Los Spurs se quedaron con la serie 4-1 tras haber ganado ambos en el American Airlines Arena (Miami). Es la cuarta dinastía de la NBA.

«Se siente muy bien»

  «Se siente muy bien», dijo el bahiense cuando le preguntaron sobre el nuevo campeonato de los Spurs. «Mental y fisicamente estuvimos mejor. No dependimos de nadie y lo que pasó el año pasado nos hizo más fuertes y no ibamos a permitir que esta oportunidad se nos escapara», agregó Emanuel.

 «Jugamos a un increíble nivel y todos contribuyeron. Este es un gran equipo», sentenció «Manu».

 Manu tenía 26 años cuando ganó su primer anillo de la NBA. Esa temporada no la pasó del todo bien. Tuvo que amoldarse a las reglas del padre adoptivo Gregg Popovich. Ese mismo hombre que, 11 años más tarde, reconoce que el propio Ginóbili le tapó la boca, siendo mucho mejor de lo que él esperaba.

La relación se fortaleció a tal punto que anoche, ambos, junto con Tim Duncan y Tony Parker sumaron el cuarto título compartiendo equipo, con nombres que se fueron incorporando bajo una misma línea.

Y el contraste entre un verdadero equipo y una figura (LeBron) rodeada quedó expuesto con el 4-1 de los Spurs ante Miami, tras ganar anoche 104 a 87.

Así y todo, la presencia que impuso Miami en el comienzo intimidó: 8-0 en 3m20. LeBron mostró su enojo y a partir de lo que generaba el Rey se abría la cancha y había rotación de balón. En 7 minutos escapó 22-6, con 12 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias de LeBron.

Apelando al juego más físico y respondiendo a su rival con Manu a la cabeza, los Spurs hicieron un parcial de 12-0, a pesar de que Ginóbili salió con dos faltas.

El primer cuarto lo sacó barato San Antonio: 29-22, sufriendo los 17 puntos, 6 rebotes y 2 tapas de LeBron.

El envión de los Spurs no se detuvo. Miami bajó la intensidad defensiva, los Spurs atacaron más la pintura con Duncan, Leonard tomó protagonismo y el local pasó por primera vez al frente, 37-35, con 4m45 por jugar del primer tiempo.

El brillante reingreso de Manu favoreció para perforar la defensa y con una seguidilla de penetración, volcada al estilo LeBron y triple desafiando la defensa, colaboró para estampar un parcial de 14-0, pudiendo irse al descanso largo 47-40, una diferencia impensada a poco de comenzar el partido.

La energía de los Spurs fue aún mayor al regreso del vestuario. Con una gran defensa, Leonard en todo su esplendor y Manu repartiendo juego, San Antonio comenzó a demoler a un Miami que se derrumbaba.

La defensa colectiva de los Spurs le permitió a Miami anotar sólo 5 puntos en 7 minutos -18 en contra- estampando una diferencia de 21 que empezó a cerrar el juego, básicamente, desde lo mental.

Mills -5-8 en triples- se sumó a las variantes de San Antonio, el tiempo corrió y los festejos se adelantaron.

Quedaba un cuarto por jugar, no había nada por decidir.

San Antonio Spurs ganó su quinto anillo, cuatro con Manu…

Los líderes del campeón, Parker, Duncan y Manu, otra vez festejando juntos. Una dinastía…

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *