Con gran participación de comerciantes se desarrolló la charla sobre Facturación Electrónica

Por las dudas existentes en el comercio ceresino, anoche se desarrolló una importante charla en el Centro Comercial de Ceres, donde una gran cantidad de Comerciantes y productores, asistieron para asesorarse sobre el nuevo sistema de Facturación Electrónica que comenzará a regir desde el 1° de julio. La charla fue brindada por el contador Gerardo Balzarini y el presidente del CCIRyS  José Luis Gorosito explicó las gestiones que se hacen desde la entidad para prorrogar el plazo.

Desde el Centro Comercial dieron a conocer las gestiones que se realizan desde FECECO para prorrogar la norma. La Carta enviada al titular de AFIP dice lo siguiente:

“Venimos por la presente a manifestar los graves inconvenientes que acarrea a los pequeños y medianos contribuyentes, la implementación masiva y concomitante del régimen de facturación electrónica, el régimen de información de compras y ventas, y la DDJJ de IVA por actividad.

Estas nuevas obligaciones alcanzan a un muy heterogéneo universo de contribuyentes, desde los más grandes a los más pequeños, no diferenciando la capacidad económica y estructura administrativa que pueden tener unos y otros, imponiendo las mismas obligaciones a todos los sectores.

La mayoría de los asociados a nuestras Entidades adheridas no tienen ninguna estructura administrativa, la misma es en muchos casos soportada por los estudios contables que los atienden, quienes a su vez son también en su gran mayoría profesionales individuales con muy poca o nula estructura de respaldo.

El 1 de julio comienza a regir el nuevo régimen de factura electrónica, si bien anunciado con anterioridad y con fechas tope para interponer pedidos de prórroga, al día de hoy subsisten muchas dudas sobres situaciones particulares específicamente en cuanto hace a su coexistencia con el régimen de controladores fiscales y la posibilidad o no de seguir utilizando facturación tradicional en caso de contar con controladores fiscales para la masividad de las operaciones.

Especial comentario merece el nuevo régimen informativo de compras y ventas, también masivo y de alcance casi general para todos los contribuyentes, sobre el que existen a la fecha un sinnúmero de opiniones y dudas.

Debe agregarse que el formato de archivo de datos recién fue publicado en el mes de mayo siendo el primer vencimiento el día 18 de junio, con exiguo tiempo para la adecuación de los sistemas y requiriendo nuevos datos que en muchos de los casos no están registrados porque no eran obligatorios en su momento.

Esta obligación de información alcanza por igual a minúsculos y grandes contribuyentes. En muchos casos debe presentarse por períodos anteriores. Es materialmente imposible realizar la carga de datos en aquellos contribuyentes que no cuentan con estructura administrativa. Dicha tarea no podrá ser asumida por los contribuyentes y tampoco por sus asesores contables y generará en todos los casos un costo extra en momentos de clara retracción económica.

Debe también señalarse que, al ponerse en práctica en forma masiva el régimen de facturación electrónica, la Administración ya cuenta con gran parte de la información que luego se le vuelve a informar por el régimen informativo de compras y ventas, lo que duplicaría la misma.

Finalmente señalamos que a partir del mes de julio se  implementa también la DDJJ de IVA con detalle de ingresos por cada una de las actividades.

Consideramos que, tal cual está planteado, las obligaciones que se tornan exigibles en los próximos días son de imposible cumplimiento para nuestros asociados.

Sin desconocer el beneficio que significa para la administración tributaria la implementación de las medidas bajo análisis, consideramos imperioso que las mismas sean puestas en práctica de forma gradual, comenzando por obligar a los grandes contribuyentes y escalonando la obligación para alcanzar luego, en un tiempo prudencial, al universo total de contribuyentes.

Esta metodología de implementación ha sido puesta en práctica por la AFIP en numerosas oportunidades y ha permitido ir solucionando inconvenientes y aclarando dudas, permitiendo de ese modo que cuando la norma alcanza al gran universo de contribuyentes pequeños y medianos la misma se torne operativa de manera menos traumática, con menores costos para nuestros asociados y con mejor calidad de información en cuanto a los resultados finales.

Por lo expuesto, solicitamos al Sr. Administrador de AFIP la implementación gradual y progresiva de los regímenes de facturación electrónica y régimen informativo de compras y ventas, el que sólo debería ser exigible, en las fechas originalmente previstas, para todos aquellos que conforme las resoluciones de las SePyMe sean considerados grandes empresas.  Además debería instrumentar a través de sus Oficinas Regionales tomar conocimiento de la situación imperante en cada localidad respecto de las conexiones técnicas y/ó de Internet para poder cumplir con las nuevas normativas en el entendimiento que en muchas regiones no se cuenta con el servicio adecuado para ello”

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *