Novenas Jornadas Lecheras Nacionales‏

Las Jornadas Lecheras Nacionales, organizadas por TodoAgro en Villa María, se enfocaron en la necesidad de profundizar e interpretar las señales de los protagonistas del tambo. Seis expertos hablaron en nombre de los números, de las vacas, de los terneros, de los silos y de los recursos humanos.

 Para aportar las herramientas que los productores y técnicos requieren para receptar con claridad los mensajes que surgen de los rodeos y poder traducirlos en beneficio productivo, las novenas Jornadas Lecheras Nacionales coronaron con éxito su realización recibiendo a medio millar de personas.

La edición de este cónclave lechero, que tuvo lugar en el Hotel Amerian de Villa María, Córdoba, tomó como eje temático esas señales que brindan los animales en el tambo, los recursos humanos y todo cuanto compone la actividad en la integralidad de su desarrollo, sin dejar de lado la provisión de insumos y servicios. Asistieron más  de 500 productores, técnicos y estudiantes, provenientes de 5 provincias argentinas.

En la oportunidad, se abordaron temas vinculados al manejo y sus números, la genética, nutrición, asignaturas pendientes y su crecimiento, y por ello fueron convocados jerarquizados conferencistas nacionales y del extranjero.

La apertura de la cita lechera estuvo a cargo de José María Iachetta, director de TodoAgro; Germán Cassetta, decano de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad Nacional de Villa María; Daniel Carignano, secretario de Ganadería de la provincia de Córdoba; y Rubén Brechbuhl, director Nacional de Planificación Estratégica Sectorial (Lechería) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

La falta de infraestructura, la sufren quienes trabajan

“¿Que nos dicen los números de nuestra lechería?” fue la pregunta-desafío que planteó el doctor Javier Baudracco -investigador de la Universidad Nacional del Litoral y asesor privado- en la primera de las disertaciones. Ofreció datos certeros “para saber cómo estamos y que cosas podemos hacer para seguir mejorando en esta actividad tan apasionante que es la lechería”, complementando una verdadera radiografía de la situación actual (productiva, condiciones laborales, infraestructura), como también los números de los sistemas lecheros innovadores.

Su exposición es resultado del trabajo de campo con productores desde la UNL y de experimentaciones, y el centro de atención fue el resultado económico.

Baudracco trazó tres líneas de acción; primero: el negocio lechero y la necesidad de hacerlo sustentable para que haya muchos productores en nuestra Argentina; segundo: la infraestructura, con sus falencias y la necesidad de mejoras permanentes, pues las máquinas utilizadas tienen una antigüedad promedio de once años (“no veo a los agricultores cosechando sus granos con cosechadoras viejas”, apuntó); pero el acento se puso en el tercer ítem: ¿Qué está pasando con la gente en el tambo?

En primer lugar citó la rotación de personal, ubicado en 50% cada dos años “y eso es carísimo porque limita nuestra eficiencia”, dijo. “Entre el libro y la computadora y lo que pasa en el tanque de leche está la gente”, acentuó.  En esa dirección Baudracco arengó a los más de 500 asistentes: “Por favor cuidemos a la gente, que la gente va a cuidar nuestras vacas”.

Basándose en datos de una encuestas que hizo el CREA Santa Fe compartió el sentimiento y las vivencias de los empleados y operarios del tambo, concluyendo que “el trabajo del tambo es muy sacrificado. Entonces si queremos gente motivada y contenta algo hay que hacer”, enumerando que se está mal con francos, vacaciones, calidad de las viviendas, sistema de remuneración, por citar los más notorios. “Generalmente a la falta de infraestructura la termina pagando el recurso humano”, sentenció.

“Las vacas no tienen la culpa”

“¿Qué nos están diciendo las vacas?” Desde este punto partió el doctor Carlos Sola exponiendo las Conclusiones de 20 años de datos del Control Lechero oficial de la Asociación Regional Centro de Asociación Criadores de Holando Argentina. “Las vacas hablan con números y hay que tratar de entenderlas”, aseguró Sola, titular de SW y asesor privado.

Pasando por la edad promedio de rodeo, la cantidad de lactancia, la cantidad de tambos, cantidad de vacas totales y en ordeñe, y otros números determinantes, advirtió que “algo estamos haciendo mal con las vacas”.

Sola exhibió con contundencia cifras de vacas en ordeñe, ubicándolas en un 82%. El dato disparó una pregunta que impactó en el auditorio, especialmente en los empresarios: “¿estamos bien con un 18% de gente de vacaciones en una empresa?, entonces ¿qué podemos esperar si hacemos las cosas bien?”.

Sugirió registrar todo lo que pasa, tanto en el tambo como en la empresa, y a esos datos transformarlos en información que luego servirán para tomar decisiones. “El tambo genera muchísima información por día. Así tendremos el control de nuestro rodeo y podremos hacerlo eficiente”, advirtió.

Más tarde Sola hizo una aclaración, consecuencia de algunas preguntas surgidas del auditorio: “Si hay alguien que no es culpable de lo que pase en nuestros tambos es la vaca”, toda una definición.

A los terneros hay que cuidarlos

¿Qué nos están diciendo la cría y la recría? ¿Siguen siendo categorías olvidadas? ¿Cuánto dinero perdemos por no hacer las cosas bien? Manejo adecuados para garantizar reposición y crecer. Esta batería estuvo a cargo, a cargo del doctor Guillermo Berra, especialista del INTA Castelar.

“Hagamos el esfuerzo por saber dónde estamos parados”, dijo el profesional, reforzando una serie de cuadros que exhibió con parámetros notables.

“El ‘qué pasa sí…’ es algo que tenemos que poner en práctica indefectiblemente. Debemos planificar y tenemos que hacerlo entre todos los actores: el productor, el personal y el profesional. Lo que estoy proponiendo es un poquito más de trabajo”, invitó como fórmula inequívoca de la solución.

A modo de síntesis sostuvo que “a los terneros hay que cuidarlos. Y eso significa atenderlos en cada una de sus etapas”.

Peligro: Clima muy propicio para micotoxinas

¿Qué nos dicen los silajes y los forrajes conservados? Errores frecuentes. Cómo superarlos. Sobre este tema habló ingeniero agrónomo Gustavo Clemente, productor, asesor y docente universitario de Universidad Nacional de Villa María.

La presentación se centró sobre las variables más importantes que afectan la calidad final de los forrajes conservados, mostrando las posibles herramientas para cuando esas variables no están en los rangos óptimos.

Para la micotoxicosis es un año especial por las condiciones climáticas imperantes que hacen que todos los forrajes conservados tengan una alta carga de micotoxinas y eso afecta a la performance reproductiva, la sanitaria, la productividad de los animales.

Clemente enfatizó que “todas las épocas de crisis nos hacen ser más eficientes porque aprendemos de nuestros propios errores”.

El semen sexado hace la diferencia

El doctor Alfredo Castro, brasileño, radicado desde hace años en EE.UU, colmó las expectativas que se habían generado en torno a su presencia en las 9as. Jornadas Lecheras Nacionales.

Castro es director de Sexing Technologies, empresa estadounidense propietaria de la tecnología y el equipamiento de sexado a nivel mundial, abordó el tema partiendo de otro interrogante: “¿Qué nos dice la tecnología y la genética?, Nuevas tecnologías y programas aumentan la eficiencia del semen sexado en vaquillonas y en vacas”.

Castro explicó con diapositivas cómo es el proceso de separación del semen, demostrando los estándares de pureza, el control de calidad morfológico, acentuando las recomendaciones básicas para aprovechar los beneficios y abundando en recomendaciones. Entre algunos puntos positivos señala que el método “incrementa la bioseguridad al disminuir la entrada de animales e otros rebaños y disminuye los problemas de parto”.

Si bien el auditorio estaba dominado por productores lecheros que buscan tener más planteles de hembras para hacer crecer su producción lechera, Castro ofreció un dato interesante de la producción de semen sexado: actualmente Brasil compra muchísimo semen macho para direccionar su producción a novillos.

De su charla surgió una vez más el tema del recurso humano, pues no sólo puso el acento en los protocolos de procedimiento y calidad, sino en la calificación del inseminador. Igualmente aclaró que la disminución de la capacidad funcional del esperma sexado es multifactorial.

Castro observó que la heterogenicidad de la población de células espermáticas es alterada durante el proceso de sexaje y, fundamentalmente, que el esperma sexado es fértil por un tiempo más corto y requiere optimización en una ventana corta requiriendo optimización del tiempo de la inseminación.

Comunicación, organización, valoración y objetivos

¿Qué nos dicen los recursos humanos? Una mirada del negocio lechero desde el personal y los asesores. Ing. Agr. Fernando Ravaglia, consultor privado.

Con su particular estilo, este experto en recursos humanos habló de las cosas que los empleados, los mandos medios, los asesores y los dueños, “dicen del otro cuando se paran en su lugar en la cancha planteando como los demás le complican la vida”.

Con notable didáctica mostró que “hay mucho para mejorar en aspectos que pasan por la organización. Porque el tambo parece un campo de tiro donde el dueño es el blanco y le tiran desde todos lados. Cuánto antes nos podamos organizar, ordenar, parar la pelota y armemos el equipo de trabajo, tendremos mucho menos emergencias, menos crisis y menos problemas vamos a tener”.

También sugirió negociar objetivos de trabajo e invertir tiempo en mejorar la comunicación, compartiendo una serie de tips para encontrar la solución a la mayoría de los problemas.

Por citar uno de los ejemplos lanzados por Ravaglia; una de las sugerencias es “que el dueño ordene la cabeza, no salir a la mañana a dar órdenes a la gente sin ton ni son. Una de las cosas de las que la gente más se queja es cuando se les da una orden y al rato se les da otra totalmente distinta”.

En la misma galería destacó la importancia de “aprovechar los conocimientos y la experiencia de la gente”, además de “saber reconocer cuando algunos de los subordinados ha hecho las cosas bien”.

Un taller con consejos y novedades

Como novedad, las Jornadas Lecheras Nacionales 2015 agregaron un espacio de capacitación en vivo y en directo, referido a problemas podales, especialmente dirigido personal del tambo que maneja “las patas de las vacas» y a profesionales médicos veterinarios y zootecnistas. El equipo encabezado por el médico veterinario Jorge Simonetti, experto en la materia, estuvo al frente de la actividad.

“La vaca renga pierde estado corporal, se viene abajo el índice reproductivo y a la larga se pierde la vaca. O sea: se pierde plata”, sintetizó el profesional. “Lo peor de las enfermedades podales es negarlas, porque así nunca se resolverán”, añadió.

En la oportunidad se presentó un potro hidráulico para levantamiento bovino y tratamiento de enfermedades desarrollado por la Cooperativa de Trabajo de Profesionales y Técnicos (CoTraPyT) cuyo origen es la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Villa María.

Además del potro hidráulico se puso a consideración otro desarrollo novedoso: el disco de pulido para pezuñas, también fruto del trabajo investigativo de la cooperativa.

Simonetti elogió el potro hidráulico que se mostró –cuya patente se está tramitando-, porque ensambla las mejores cosas de sus antecesores de España y de los Estados Unidos.

Plataforma de lanzamientos y anuncios

Las 9nas Jornadas Nacionales fueron óptimo escenario para conocer diversas novedades.

En su alocución, el decano de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad Nacional de Villa María, Germán Cassetta, aprovechó la oportunidad para pasar un aviso académico: la carrera de Medicina Veterinaria de la UNVM que se dicta en Villa del Rosario ofrecerá la primera y específica Cátedra de Bienestar Animal, que será abierta a la comunidad pues no solamente será para profesionales.

Cassetta, atento a la auspiciosa presencia de estudiantes, expresó que “los docentes y alumnos tienen que estar cerca de los procesos productivos, no encerrados en nuestros propios debates sino aportando al pensamiento crítico”.

En el caso del Secretario de Ganadería de la provincia de Córdoba destacó que se está aggiornando la Ley de Tambos para que el producto primario llegue a las fábricas en las mejores condiciones. “Hemos puesto a consideración de SENASA la resolución que crea el Programa de Control y Erradicación de la Tuberculosis, que nos ayudará a avanzar en las condiciones sanitarias”, dijo Daniel Carignano.

El funcionario renovó “el apoyo del Gobierno de Córdoba a estos eventos generadores de nuevos conocimientos”, dando justa mensura a la riqueza de las Jornadas Lecheras Nacionales planteadas por Todo Agro.

Rubén Brechbuhl, de la Dirección Nacional de Producción Lechera, destacó las herramientas que se ofrecen desde el Programa Nacional de Lechería. “El sector lácteo argentino es estratégico para la seguridad y soberanía alimentaria”, dijo en mensaje institucional, añadiendo la decisión del Gobierno Nacional de “promover el progreso del sector generando trabajo y valor agregado en origen”.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *