LAS JUBILACIONES Y PENSIONES AUMENTARON 2760 POR CIENTO DESDE 2003

Desde el fin de la convertibilidad y del modelo neoliberal y a partir de la asunción de Néstor Kirchner como Presidente en mayo de 2003, cuando la jubilación mínima era de $150, comenzó una recomposición de los salarios de los jubilados y pensionados que, con el último aumento de septiembre de 2015, llevó al haber mínimo a $4299,06 y al haber medio a $7661,99.

Además de los once aumentos por decreto aplicados hasta julio de 2008, que elevaron la jubilación mínima a un monto de $690 y que permitieron un crecimiento de 360% entre 2003 y 2008, fue a partir de la Ley de Movilidad Jubilatoria N° 26.417 de 2009 que los haberes previsionales aumentaron un 523%.

Con respecto a estas transformaciones, el Director Ejecutivo de la ANSES, Diego Bossio, dijo: “Durante los años 90 se llevaron a cabo transformaciones estructurales en el ámbito económico nacional, que en el sistema previsional se constituyeron como paradigmáticas, ya que la introducción de un sistema jubilatorio de capitalización individual marcaba el fin de una tradición nacional caracterizada por relaciones de solidaridad entre trabajadores activos y pasivos. La capitalización era, en la Seguridad Social, la expresión del ´sálvese quien pueda´”.

El titular de la ANSES agregó: “Como contraparte, la construcción de un proyecto económico de desarrollo con inclusión social, iniciado en 2003 con la llegada de Néstor Kirchner al gobierno, significó la puesta en marcha de un nuevo paradigma basado en la idea de que ‘la Patria es el otro’. De este modo, comenzaron a implementarse medidas de carácter urgente como los aumentos de los haberes jubilatorios por decreto, en conjunto con otras políticas de largo plazo destinadas a mejorar la calidad de vida de los argentinos. En noviembre de 2008, con la sanción de la Ley de Movilidad en el Congreso Nacional, se logró la regulación de un sistema de movilidad previsional y, poco a poco, se recompuso el poder adquisitivo de los jubilados y pensionados de nuestro país. Los aumentos por la Ley de Movilidad fueron superiores a lo que hubiesen arrojado otros índices, y gracias a eso hoy tenemos el haber mínimo más alto de nuestra historia”.

Una política de aumentos sostenidos

Durante la década del 90, la jubilación mínima estuvo congelada en $150 y, en los dos años del Gobierno de la Alianza, las jubilaciones mayores a $574 sufrieron un recorte de un 13%.

A partir del mes de junio de 2003, el Presidente Néstor Kirchner dispuso por decreto el primer aumento del haber mínimo jubilatorio, elevándolo de $150 a $220. Luego, se sucedieron once aumentos que llevaron a la jubilación mínima a $690, lo que equivalió a un crecimiento de 360% entre 2003 y 2008.

En noviembre de 2008, ya durante la presidencia de Cristina Fernández, con la sanción de la Ley de Movilidad Nº 26.417 se estableció la actualización de los haberes en forma automática dos veces al año, en marzo y septiembre. Gracias a estos incrementos, la jubilación mínima llegó a $4299 a partir del 1° de septiembre pasado, un crecimiento de 523% desde que se sancionó la ley y de 2760% si se toma el período 2003-2015. Asimismo, el haber medio pasó de $460 en marzo de 2003 a $7662 en septiembre de 2015, lo que refleja un incremento de 1560%.

Estas mejoras en los haberes se reflejan en el poder adquisitivo real de los  jubilados, que hoy es más alto que en 2003. Cuando se aplicó por primera vez la Ley de Movilidad en marzo de 2009, la jubilación mínima representaba un 62% del Salario Mínimo Vital y Móvil, mientras que hoy alcanza el 77%.

Por otro lado, en 2003 la cobertura previsional era de 66,1% y para fines de 2015 se proyecta un 97%. De este modo, la Argentina se está acercando a la universalización de la cobertura previsional.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *