Presentan una ley para regular la práctica de Medicinas Alternativas

La legisladora Silvia Simoncini (Frente para la Victoria-PJ) presentó un proyecto de ley para que el Estado reconozca y regule el ejercicio de las Medicinas Alternativas y Terapias Complementarias (MAyTC), incluyendo lo relativo a los medicamentos utilizados en la práctica de las mismas en el territorio provincial.

En el grupo de disciplinas se cuentan aquellas que fundamentan su práctica en la consideración de las leyes naturales que hacen a la autorregulación del ser humano y otros seres vivos, desarrollan un modelo clínico terapéutico con una mirada integral y holística del individuo, su entorno familiar, social y ambiental. Por ejemplo, se consideran medicinas alternativas a la medicina tradicional China, Ayurveda, Naturopática, Homeopática y Antroposófica. Entre las terapias complementarias se incluyen la herbología, acupuntura, moxibustión, equinoterapia y musicoterapia, entre otras.

Sobre la regulación del ejercicio profesional de las MAyTC, el texto sostiene que «los profesionales, técnicos y terapeutas habilitados por el Ministerio de Salud provincial que quieran ejercerlas deberán acreditar la respectiva certificación académica expedida por una institución de formación de dichas medicinas con los antecedentes y reconocimientos que la sustenten».

En el caso de las Medicinas Alternativas, deben ser ejercidas por profesionales de la salud con títulos de Médicos, Odontólogos y Veterinarios quienes deberán acreditar formación en tal disciplina realizada en centros, instituciones o universidades públicas o privadas, nacionales o extranjeras validados por la autoridad de aplicación. Las terapias complementarias deben ser ejercidas por profesionales, técnicos y terapeutas acreditados. Estos dos últimos requerirán la supervisión de un profesional de la salud.

En cuanto a los medicamentos, recetas magistrales y todo otro producto de prescripción profesional en la práctica de las MAyTC deberán ser preparados y expendidos únicamente por un profesional farmacéutico con formación específica.

El proyecto busca también que la autoridad de aplicación autorice y regule la incorporación, implementación y desarrollo de las mismas a los efectores estatales de salud incluyéndolas al proceso salud-enfermedad-atención, de tal manera que se ejerzan con calidad, seguridad y eficacia. De igual forma, pretende garantizar a la población el acceso a las prácticas de las MAyTC como a la medicina convencional en el ámbito de la salud pública provincial.

Promover y controlar

“En 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un documento en el que pone de manifiesto la importancia que en todo el mundo están adquiriendo las medicinas tradicionales y alternativas, así como las terapias complementarias e insiste en la necesidad, no solo que su ejercicio sea regulado por todos los gobiernos, sino en que se incorporen a los sistemas públicos de salud”, recordó la diputada.

Asimismo, retomó palabras de la Directora General de la OMS, Margaret Chan, que dijo que “no tiene por qué haber conflicto entre la medicina tradicional y la occidental. En el ámbito de la Atención Primaria ambas pueden combinarse de forma armoniosa y beneficiosa de forma que el sistema aproveche lo mejor de ambas y una compense las deficiencias de la otra».

En ese sentido, Simoncini argumentó que “la OMS pide que el estudio y ejercicio de la MAyTC se implemente en todos los países miembros para aprovechar su potencial de contribución a la salud y el bienestar y promover una utilización segura y eficaz, tanto reglamentando su estudio y práctica como  su investigación y la incorporación de sus técnicas y productos en los sistemas de salud».
Y agregó: «Solo ello impedirá que la ejerzan personas no calificadas, que se dé lugar a diagnósticos equivocados o tardíos, se utilicen productos y dispositivos de mala calidad que produzcan eventos adversos directos, sean efectos secundarios iatrogénicos o interacciones terapéuticas no deseadas, y se ofrezca información engañosa o falsa”.

Por último, la legisladora justicialista manifestó que “el derecho a la salud incluye la accesibilidad a todos los recursos existentes para prevenir y tratar las enfermedades, aliviar los padecimientos y mejorar la calidad de vida de las personas y la comunidad». Por ello pidió que «el Estado provincial, garante de la salud, debe implementar todos los dispositivos que aseguren el acceso de la población a las medicinas alternativas y terapias complementarias, con la regulación y control del ejercicio de las mismas, por eso la necesidad de este proyecto de ley que nos iguala a muchos países del mundo, cuyas experiencias han demostrado ser muy beneficiosa para la salud de la población», concluyó.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *