Sociales San Cayetano: … Un santo muy “taquillero”

Así lo expresaba con gracia y haciendo uso de su inteligencia y saber , hace algunos años el padre Hugo…Hoy recordé esta frase , a poquitos días de su celebración, y pensé :.. “el patrono del pan y del trabajo deberá este año redoblar esfuerzos , porque el panorama social y económico del país viene en picada , afectando , lamentablemente , a la clase obrera . ¿Por qué este popular santo italiano, produce tanta fascinación y potencial espiritualidad en nuestro pueblo?. Así las cosas, mi curiosidad y afán periodístico hicieron que me dirigiera a investigar y leer un poco más sobre la vida de este noble hombre. 
Nació en Venecia , y luego vivió en Roma y Nápoles, en la época del Renacimiento. Leí que era hijo de una ilustre familia; muy bien dotado intelectualmente, doctorado en derecho civil y canónico, en filosofía y teología; actuó en la cancillería de los Estados Pontificios en asuntos políticos y eclesiásticos. Ordenado sacerdote, su dinamismo y fervor se tradujeron en la predicación y en múltiples obras de asistencia espiritual y social para los pobres, marginados, enfermos y necesitados. Su lema fue «Nada para sí, todo para el prójimo». Y según sus biógrafos, «pasó su vida haciendo el bien». Distribuyó sus riquezas y combatió la corrupción. Vivió santamente, en pobreza absoluta y en entrega a los pobres. Construyó hospitales para infecciosos, fundó un banco para solventar el problema económico de los más necesitados. Por todo esto, el pueblo lo llamó en vida «Beato Cayetano», y la Iglesia, al llevarlo a los altares, lo hizo patrono de la «Providencia». 
Vuelvo a la idea del párrafo inicial, hoy más que nunca sería bueno muy bueno tomar su ejemplo, y recordar que : “LA PATRIA TAMBIEN ES EL OTRO”
La iglesia propone este 7 de agosto , día de su fiesta, un llamado a la reflexión para que la devoción a “SAN CAYETANO”, nos ayude a todos a ser cada día más solidarios con los que menos tienen, y fortalecer los lazos de fraternidad y amistad verdadera.

La gruta u oratorio del patrono del Pan y el trabajo ,es anualmente muy concurrida , se ha determinado en nuestra ciudad , como un espacio público que cumple el objetivo de fortalecer la religiosidad popular de toda una comunidad cristiana, y no solamente de un sector o barrio, de allí que todos debemos ser responsables de su cuidado y mantenimiento. 
Que la devoción a “SAN CAYETANO”, nos ayude a todos a ser cada día más solidarios con los que menos tienen, y fortalecer los lazos de fraternidad y amistad verdadera.
Susana Badr

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *