Donaciones para la comunidad Mocovi del norte provincial.

En la mañana de Mientras Tanto dialogamos con Alejandra Zambrano sobre su visita al norte provincial, donde ella y «Caricias al Alma, tuvieron la oportunidad de llevar donaciones a las comunidades Mocovies que viven en Cayastá.

Caricias al Alma, está integrado por un grupo de 10 personas (visibles) que se formaron esta agrupación con la única intención de colaborar con quien más lo necesite. En esta oportunidad, las comunidades Mocovies de nuestra provincia fueron las elegidas y, durante el pasado fin de semana se hicieron entrega de las mismas.

«Entre el 19 y el 25 de abril se celebra la semana de los pueblos originarios, y nosotros fuimos en el momento justo.» «Las necesidades son muchas, pero dentro de lo que vimos, podemos decir que la situación en la que se encuentran es mucho mejor que en el norte del país, ellos cuentan con una Referente Provincial, Marta González, que los representa desde el 2016 y viaja mucho para hacer valer sus derechos»

En relación a cómo viven, Alejandra aclaró que, por suerte, viven en casas, que tienen cierto nivel de precariedad, como por ejemplo: baños afuera, pero en días fríos o de lluvia, tienen un buen lugar de resguardo, todo esto es gracias a un convenio sobre la recuperación de tierras de las comunidades aborígenes.

Le consultamos por su forma de subsistencia, a lo que nos respondió que en su mayoría son pescadores y viven de la tierra, son changarines y tienen mucha miel, todas sus actividades laborales son casi, sin fines de lucro «ellos no están contaminados con el querer tener más, sino que trabajan para vivir , para sobrevivir. Aunque también hay que decir que son muy criticados porque se piensa que no quieren trabajar, pero son costumbres diferentes, eso es todo». Como comunidad están inscriptos en AFIP, pero no tributan.

Otra de las cosas que dejó la charla tiene que ver con el lenguaje. El idioma Mocovi esta, casi perdido en esas zonas, «Se está tratando de recuperar el idioma, de juntar a los más viejitos con las nuevas generaciones, para poder conservar esta rasgo cultural»

«Llevamos de todo: guardapolvos, útiles, mochilas (porque están escolarizados), indumentaria, alimentos, pero lo que más necesitan es calzado, una de las grandes necesidades pasa por ahí, aunque ahora se viene el frio y van a necesitar abrigos y frazadas también».

«Ellos son comunidad, no resalta nadie ni nada, son todos iguales»

 

 

 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *