Henn desmintió al ministro Alak