“No me aterra que me hayas mentido, sino que ya no pueda creerte”, Friedrich Nietzsche.

Una frase cargada de sentido que llega a su máxima expresión si se traslada al mundo del poder político y su avanzada contra el periodismo independiente , o en el mejor de los casos , EL PERIODISMO NO OBSECUENTE , no obsecuente con la perpetración, el enquistamiento , con la falta de consideración y respeto al trabajo y profesionalismo del otro, en fin , con el manejo indebido del poder, es decir , lo que abiertamente FOUCAULT designa como : ABUSO DE PODER. :


Que un SECRETARIO o funcionario público del ejecutivo , hagan eco de sus “caprichitos” e intolerancia para aquel que no se muestra funcional a sus demandas es LAMENTABLE!! Cuando se ataca a los periodistas, toda la sociedad paga el precio.
Por eso A USTED que hoy se la jugó de antojadizo «canceladome «… les digo con total determinismo ,que nadie puede subordinar la palabra, el saber y el poder a los sistemas de dominación .El periodismo que tiene que hacernos conocedores de la verdad está herido de muerte últimamente .
Poco me interesa a mi hacer amarillismo o sensacionalismo y todo el que me escucha o lee desde mas de una década sabe que he sido siempre muy cuidadosa y educada en la interacción mediática con el otro … pero y con mucha tristeza e impotencia lo digo, si hoy he decidido compartir con ustedes esta reflexión, es porque creo que esta falta de consideración hacia el trabajo periodístico no es una simple anécdota o un «castigo». Es el síntoma de algo más profundo y bastante más grave: el intento, cada vez menos disimulado, de negar a la profesión periodística su papel de intermediario, la función social que ha venido ejerciendo como garante de la libertad de información y como elemento activo de control del poder.
No hay mayor y más despiadada instrumentalización de la ciudadanía que, valiéndose de un cargo político, se lleven a cabo actitudes burlistas , como las que que experimente hoy.
SUSANA BADR

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *